Videocámara Panasonic HC V-180

Cuando empecé con esto del videoblogging usaba mi humilde Xiaomi Note 2, hasta que decidí que, ya puestos a hacerlo, mejor comprase una videocámara más o menos seria. Mirando por el catálogo de Amazon, terminé decidiéndome por una Panasonic de un precio ni muy alto ni muy bajo. Lo digo porque es fácil encontrar cámaras de marcas extrañas por precios reducidos con supuesto 4K y todas estas historias. Pero decidí que, ya puestos, prefería apostar por una marca consolidada, aunque me costara más dinero.

Después de un tiempo de uso, puedo aportaros la siguiente información. Puntos positivos:

  • Un zoom electrónico FLIPANTE. No, en serio. Hay un punto en el vídeo que hice sobre el Toll de l’Olla en Farena en que veo un parapente desde lejos y me pongo a grabarlo. Y el resultado es muy muy bueno.

  • Micrófono muy potente. En el mismo vídeo hay un punto, cuando estoy preparando el dron para volar cerca de Farena, en que mantengo una conversación. Y a pesar de estar bien lejos de la cámara y hablando de espaldas a ella, ¡la conversación se oye claramente!

  • Nivelado de la imagen. Gracias a la IA incorporada en la cámara, esta es capaz de detectar si la llevas algo torcida y nivela la imagen para que quede recta.

  • Buena calidad de imagen, a Full HD 60fps, lo cual es más que suficiente para empezar. Además, con un frame rate tan alto puedes jugar después en producción con cámara lenta.

  • Formato de rosca estándar, con lo que puedes acoplarla a cualquier trípode o sistema de sujeción estándar.

  • Pantalla de visualización girable, lo que te ayuda para vlogging (grabarte en modo selfie)

Pero como no es oro todo lo que reluce, también hay que comentar las cosas negativas:

  • Micrófono. Antes he dicho que es potente y es cierto PERO… Es un micrófono omnidireccional, lo que implica que graba todos los ángulos. ¿Eso es malo? Hombre, para captar los sonidos del bosque es genial pero para vlogging, por ejemplo, lo ideal sería un micrófono direccional (que apunte hacia un lado concreto, vamos). A pesar de ello, tampoco es un problema demasiado grave.

  • En referencia al punto anterior, no permite enchufarle un micrófono externo, lo que podría ser una solución (acoplarle un micrófono direccional).

  • No graba en 4K. Aunque quizá por el precio tampoco se puedan pedir peras al olmo (o, como mucho, que grabara a 4K a 30fps).

  • Es la típica cámara “de turista”. La forma de videocámara de toda la vida dificulta, por ejemplo, usarla en depende qué gimbal.

En definitiva, yo aproveché cuando cambié mi móvil para comprarme un iPhone 8 plus, y es lo que uso también para grabar los vídeos. Pero de no ser así, seguiría usando mi Panasonic. Es una gran cámara para iniciarse, fiable y compacta. Y con un precio que no supone tampoco un gran desembolso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.