Bye Bye Tinywhoops

Pues sí. Como todo hijo de vecino, mis primeros vuelos con drones FPV ha sido mediante tinywhoops. ¿Y qué diantres es eso, te preguntas? Pues básicamente un juguetito (no según nuestra normativa, ya que tiene cámara) de sobre unos 50 gramos, generalmente con motores con escobilla y que funcionan con baterías de una celda (1S).

Me refiero básicamente a esto:

https://youtu.be/W1A4zzJK-E0

Y sí, así a bote pronto, puede parecer que son la mar de divertidos y, por supuesto, tienen sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Lo interesante es que te permiten empezar a jugar con un presupuesto bajo, ya que cuestan sobre unos 50 pabols y que pueden ser incluso útiles para volar en interiores y en espacios muy muy estrechos.

Aunque, obviamente, también presentan su cara oscura: el proceso de emparejamiento con la emisora y las gafas es “tan complejo” como cualquier otro dron (a no ser que te pilles un kit todo-en-uno… Aunque, desengáñate, tarde o temprano vas a tener que pasar por ahí). Y, como comprenderás, al principio te he comentado que son drones de una sola celda, así que el tiempo de vuelo de que dispondrás llegará aproximadamente AL MINUTO. Sí, has leído bien, un minutillo de vuelo 🤯

Y, para terminar, debes comprender que estos bichos no solamente son bastante más débiles que un dron estándar a nivel motor (lo cual puede hacer que te “malacostumbres” a apretar acelerador a fondo) si no que son bastante débiles. De hecho, en las dos sesiones de vuelo del Tiny, he acabado con un ducto roto 🙁

Pues eso, como comprenderás, si bien puede llegar a ser un “juguete” divertido (y entrecomillo lo de juguete porque al disponer de cámara, POR ABSURDO QUE PAREZCA, debe ser considerado normativamente como una aeronave xDD) creo que todas estas pegas hacen que poco a poco le vaya perdiendo el cariño.

En su lugar, casi casi que te podría recomendar un dron algo más grande (no te pienses que mucho más), con un diseño más robusto y más potencia, con lo que podrías usarlo tanto para interiores como para exteriores, con baterías de hasta 4S: te hablo del BetaFPV 95X versión 3.

Un dron ligerísimo al que puedes incorporar una batería e incluso una cámara de acción (de hecho ha sido diseñado para añadirle la Insta360 One R naked -AKA SMO 4K-) y seguir por debajo de los 250 gramos, requisito relacionado en USA y en EU durante mucho tiempo con requisitos burocráticos menores.

Y… bueno, como puedes imaginar, ¡no me he resistido a pillármelo! Tengo unas ganas locas de probarlo. Y sí, está claro que exige un presupuesto mayor que un tiny pero, la verdad y bajo mi experiencia, creo que a la larga es una mejor opción. Te dejo los siguientes enlaces de compra por si te interesa:


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.