Funda para mochila impermeable

No siempre disponemos de una mochila que sea impermeable o del todo resistente al agua (resistente 100% hay poca cosa). O quizá sí que tenemos una mochila super-impermeable pero no nos viene bien para la excursión en cuestión porque necesitamos algo más grande o más pequeño.

Para este tipo de situaciones son útiles este tipo de protectores ya que por cuatro duros puedes proteger tu mochila (y su contenido que puede ser electrónico o ropa seca, por ejemplo) de la lluvia. Cosa que puede ocurrir aunque las previsiones no lo indiquen (la montaña puede ser traicionera).

En definitiva, no diré que sea un imprescindible pero sí un buen por-si-acaso que cuesta poco dinero pero puede ahorrarte algún disgusto. Además, con lo poco que pesa y abulta puedes llevarlo siempre en tu mochila (como es un pack de 2, puedes dejarlo ya en el bolsillo exterior de dos de tus mochilas).