¿Qué tipo de furgoneta es mejor para camperizar?

Los que poco a poco nos vamos metiendo en el mundillo de los viajes por libre acabamos realizándonos siempre esta pregunta. Y es que hace ya 8 años empecé con MJ a viajar en plan tirado por ahí, durmiendo en el maletero de su Renault Clio. Y sí, a esas edades lo aguantas todo. Pero a día de hoy no sé si podría pasarme una semana así, la verdad 😰

Y eso hablando solamente de lo que es dormir (acababas con la espalda como un acordeón). Luego hay otros asuntos, especialmente higiénicos, que deben ser tenidos en cuenta también (hablo de ducha y baño). Aunque en ese momento la verdad es que lo resolvíamos en los bares y estaciones de servicio. Y siempre puedes darte un chapuzón en los ríos, lagos, etc.

En fin, ¡que me desvío en plan abuelo cebolleta! Sea como sea a día de hoy el tema de la camperización de vehículos industriales (furgos) está a la orden del día. Y es lógico, ya que simplemente por la forma más cuadrada del cacharro se aprovecha mejor el espacio. Además, suelen ser vehículos más grandes que un Clio (ojo, rescepto para el chiquitín).

Respect for the legend

Pero claro, como en todo, ¡hay clases y clases! Podríamos hablar de que básicamente las furgonetas que uno puede plantearse para camperización se dividen en tres segmentos o tres tamaños:

Vehículo mixto adaptable
Furgoneta mediana
Furgoneta Gran Volumen

Como puedes suponer, a más hierro mayor precio. Así que es importante tener claro qué es lo que uno necesita antes de liarse la manta a la cabeza. Porque si eres como yo, te costará resistirte al empuje del pensamiento de “ya puestos, ¡a por la grande!“. Si, claro, como dice mi colega Cesar, “con buena p*lla bien se f*lla” pero no hay que dejarse engañar ya que al final lo que necesitamos saber es qué necesitamos y no calentarse.

Como concepto podríamos decir que este tipo de vehículos tienen que cumplir dos funciones:

  • Como vehículo, obviamente. Que nos lleve de acá para allá y este tipo de cosas.
  • Como vivienda, sea temporal o indefinidamente 🤔

Por lo que he podido aprender de amigos furgoneteros, de bloggers y youtubers y, porqué no decirlo, también del mero hecho de pensarlo un poco, encontramos que existe una relación proporcional:

Cuánto más compacta sea la furgoneta, mejor será como vehículo (más discreción, menor consumo, más movilidad) y peor como vivienda (menor espacio). Y, por tanto, cuanto más grande sea la furgoneta, mejor será como vivienda (más espacio para instalaciones de confort, como por ejemplo PODER ESTAR DE PIE si te quedas tirado dos o tres días bajo una tormenta) y peor como vehículo (mayor consumo, menor discreción, menor agilidad para meterse en callejuelas y caminitos).

Podríamos pensar entonces que, por tanto, quizá la mejor opción es una furgoneta mediana. De hecho, la peña del marketing sabe que solemos tirar a los productos de precio medio porque consideramos que si gastamos poco quizá nos quedamos cortos y si tiramos a lo alto pensamos que quizá nos pasamos. Sea como sea es una opción prudente. ¡Quizá demasiado!

Me explico: con una furgoneta mediana puedes usarla como vehículo de día a día. Sí, genial. Pero te gasta más que una pequeña. Y es más chunga de aparcar por ciudad. Y te vale para acampar por ahí. Por supuesto, pero tampoco tienes las comodidades de una grande. Es decir, creo que no es una mala opción (todas son válidas) pero me parece que está un poco como en tierra de nadie, ¿no? Es decir, ni es muy buen vehículo ni es muy buena vivienda.

Al final, salvando las distancias, supongo que lo suyo es ir poco a poco (como en el caso del equipamiento para cualquier tipo de movida, como comenté aquí). Es decir, si tu día a día es ir a currar y poco más (Oh, Babylon) y la mayor parte de escapadas que hagas van a ser de fin de semana (y, quizá, un par de veces al año, una semanita), con una furgoneta pequeña debería bastarte, ya que la inmensísima parte del tiempo la vas a usar como vehículo. Y si durante los findes te tiene que servir de vivienda, pues oye, una o dos noches se pasan como sea.

Con una ligera camperización, un camping gas y si me apuras una ducha portátil deberías ir de sobras. Ya te digo, MJ y yo empezamos con mucho menos 😝

Clicando en la foto accederás al catálogo de productos que tenemos en Spreadshirt para el diseño de la furgo

Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.