Mejor pedir perdón que permiso

Bueno, ya sabéis que me encantan los títulos rimbombantes y, ante todo, no quiero que se interprete que me propongo animar a nadie a volar su dron de forma irregular. Lo que quiero plantear en este post es la dirección que, a mi parecer, debería tomar todo el tema de los permisos para volar en zonas controladas o restringidas.

A día de hoy el asunto viene a ser más o menos así: tú te dices “¡Ey, molaría volar en este sitio! Voy a mirarlo en la web de Enaire Drones“. Y ahí es cuando ves que está rojo. Pues vaya, te va a tocar pedir permiso.

Y ahí es cuando empieza la aventura burocrática. A ver con quién hay que hablar, ponte en contacto con ellos para coordinarte, etc. Cosa que se pone especialmente fea en las zonas CTR, ya que para coordinarte con un aeródromo necesitarás una radio de banda aérea. Pero no basta con eso, necesitarás estar certificado como radiofonista. Y tener una línea móvil solo para hablar con torre. Y, hombre, evidentemente ser un piloto profesional de drones. Y si estás establecido como operadora entonces ya sí, ya se te puede tomar en serio 😥

Dicho de otra manera, si eres un mindundi que quiere volar su dron a, qué sé yo, digamos 7km del aeródromo más cercano la cosa se te pone más negra que el sobaco de un grillo.

Es decir, si eres un profesional que realiza trabajos profesionales, pues todavía. No deja de ser engorroso pero en parte es comprensible. Además, al ser un profesional puedes y debes trabajar con una agenda, así que puedes permitirte resolver este tipo de trámites con la debida antelación (en la mayoría de los casos, supongo). Pero el problema está cuando no eres un profesional, si no un mindundi (no offense).

Yo, por ejemplo, suelo llevarme el Mavic Mini a todos lados, simplemente por si acaso, por si me diera por volarlo y sacar una fotillo o un vídeo. Obviamente no hablamos de nada profesional. Yo me imagino teniendo que solicitar permiso para volar en todos los sitios donde voy y… casi que me quedaría sin volar 😭. Es decir, si no sé qué voy a cenar hoy, ¿cómo voy a saber dónde voy a querer volar en 6 semanas?

Un particular no puede permitirse estar solicitando permisos para volar en sitios donde quizá le pueda apetecer volar en algún momento indeterminado del futuro, ¡es una locura! Obviamente tampoco podemos dejarlo todo al azar y que cada cual haga lo que le parezca, pero donde quiero llegar es que hay que cambiar un poco el sistema.

Es decir, no puede ser que se tenga que estar solicitando tanto permiso y, sobre todo, que no se sepa la respuesta de una forma casi inmediata. Es más, AESA tiene hasta 6 meses para responderte. Y si en 6 meses no te ha respondido debes interpretarlo como un NO 🙂

Teniendo en cuenta que con la normativa europea de drones todos los que pesen más de 250 gramos van a tener que llevar integrado un sistema de identificación electrónico que se chive de sus datos, los tuyos y su posición, digo yo, ¿no sería genial que, una vez en el sitio, desde la propia APP pudieras notificar (que no solicitar) que vas a realizar un vuelo? Y que entonces la propia APP te por defecto un OK y empiece a registrar el vuelo. Salvo, claro está, que las autoridades competentes (Fomento o Medio Ambiente) prohiban expresamente el vuelo en ese momento y área en concreto, en cuyo caso recibes un KO y más te vale respetarlo, porque el dron se va a chivar… 🤫

En fin, no quiero con este post animar a nadie a hacer las cosas mal, lo único que digo es que en pleno siglo XXI la burocracia es demasiado lenta y que hay que agilizar todo el proceso partiendo de la sustitución de la solicitud de permiso por una simple notificación. El proceso vendría a resumirse más o menos así:

  1. Las autoridades competentes establecen criterios básicos (“aquí sí, aquí no bajo ninguna circunstancia, aquí sí con un límite de X aeronaves simultáneamente, aquí sí salvo en estas semanas por nidificación“, etc.)
  2. El piloto notifica su intención de volar y, en referencia al punto anterior, recibe un OK o un KO. En ambos casos, se generará un informe de vuelo para las autoridades.

En fin, que no se trata de estar descontrolados, al revés. Pero facilitando mucho más el hecho de poder volar. Y no porque lo diga un iluminado como yo 😬 si no porque en los tiempos que corren la burocracia no debe entorpecer de una forma tan descarada las acciones que tomamos en nuestro día a día. En el fondo, no deja de ser el viejo debate: en el momento en que las cosas empiezan a permitirse de forma controlada los resultados siempre son mejores que limitarse a prohibir y castigar.

¿Qué opinas de todo esto? Deja tu comentario si te apetece y comparte este post con los botones de aquí abajo con los colegas, ¡hasta pronto! 👋


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

4 respuestas a «Mejor pedir perdón que permiso»

  1. Si quieres dedicarte a informar me parece preciosa tu labor pero si no aportas solución alguna como vas a poder paquetizar tú trabajo u ocio ??
    Sinceramente y bajo mi punto de vista sería mejor plantear un problema real, tal como lo has echo, y además aportar una solución pq así podrías crear algo grande !!
    Un saludo

    1. Buenas Jorge! Bienvenido y gracias por la sugerencia. La verdad es que con este post pretendía más hacer pensar que proponer una solución aunque quizá estés es lo cierto 🤔 sinceramente no sabría cómo tirarlo adelante. ¿Quizá con un Change.org? Lo que más me ralla es que debería dirigirlo a EASA supongo y no sé si estaríamos hablando de algo que quizá se me quedaría demasiado grande 😣

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.