La (probablemente) mejor cámara para un creador de contenido

Pues sí, gente. Como tipo que lleva un tiempo creando contenidos en vídeo y en foto tengo ALGO de experiencia en el mundo de las cámaras. Y ojo, porque ni punto de comparación con la que puede tener un videógrafo o fotógrafo DE VERDAD.

Yo me vengo a referir a dispositivos que nos permitan documentar con calidad decente nuestro día a día. Es decir, que te permitan sacar fotos guapillas y vídeos (especialmente estabilizados) y vlogs.

Ante todo, que quede muy claro que el producto del que os voy a hablar hoy ni es el mejor del mercado ni significa que sea el idóneo para cualquier actividad. Simplemente me parece recomendable por los resultados que me está dando y por otra serie de razones que iré detallando en este artículo. Y es que, amiguetes, hoy vamos a hablar de la insta360 One R.

Alguna vez lo he comentado, pero mi trayectoria en la creación de contenido empezó desde muy abajo, con una cámara de acción ultra-barata y pasando luego a una videocámara tipo turista viejaescuelil hasta que llegué a un punto minimalista utilizando un iPhone tanto como teléfono como para foto y vídeo doméstico.

Pero llegó el punto en que decidí cambiar el iPhone por un rugged phone porque no podía soportar la fragilidad de su estructura y su batería. Pero no me entretendré, ya hablé de ello en este post y en este vídeo:

El caso es que al deshacerme del smartphone que estaba usando para foto y vídeo me encontré con que este nuevo rugged phone, si bien tenía sus ventajas, no estaba a la altura del iPhone para creación de contenido. Fue entonces cuando empecé a utilizar un DJI Osmo Pocket hasta que terminé decantándome por la insta360 One R.

Y es que esta camarita de la empresa especializada en cámaras de 360º tiene toda una serie de ventajas que me sedujeron:

  • Action ready. Es decir, al igual que mi tocho móvil, la insta360 One R es una cámara de acción (al igual que una GoPro) así que está preparada para sumergirse, mojarse y golpearse. Entiendo que hasta cierto punto, pero ya me entiendes. A diferencia del Osmo Pocket, cuya estabilización es mecánica y por tanto muy frágil a golpes y mojaduras.
  • Sensor mayor. En este caso, yo trabajo con el sensor de una pulgada de la insta360 One R (decidí, al ser modular, prescindir del sensor “pequeño” e irme al bueno directamente) desarrollado por Leyca. Permite grabar a 5’5K y al ser “grande” capta bien la luz y el color. Es decir, una cámara de vídeo o de foto tiene mejores cualidades en ese aspecto, pero hay que ver el producto en su totalidad.
  • Modular. Como he dicho anteriormente, la gracia de la insta360 One R es que consta de 3 partes: la batería, el núcleo y la cámara en sí. Yo tengo dos módulos de cámara: la de 360º que puedo usar para tomas que así lo requieran (como usar un dron invisible como comenté en este post) y la de una pulgada, que me permite colocar el núcleo con la pantallita en modo selfie (para vlogs por ejemplo) o al lado inverso de la cámara, para fotografía o vídeo normal, para controlar el encuadre.

Por todos estos motivos, considero que EN MI CASO CONCRETO, es una elección fantástica, ya que me permite mucha versatilidad, lograr imágenes y vídeos de una muy buena calidad (sin ser profesional) y, muy importante para mí, me permite meterla en ciertos berenjenales, sin tener que andar preocupándome de si se moja o se lleva una ostia.

Descubrí además al tiempillo de tenerla (es lo que tiene ser el típico zumbado que no se lee los manuales de instrucciones) que la estabilización flow state se hace mediante software, que puedes consultar en esta página (insta360 STUDIO 2021 es la versión actualizada a fecha de publicación de este artículo y puedes descargarlo directamente desde aquí). Cosa que te recomiendo hacer encarecidamente, aunque hayas usado un trípode pero ¡Oh sorpresa! Los mp4 originales pesan un cojón y se debe a que guardan la información de todas las aperturas de ángulo posible. Flipante. Es decir, por mucho que tú grabes el vídeo en wide, puedes luego, en el software, transformarlo en ultrawide y exportarlo así.

¡Ah! Y puedes usarla incluso como webcam de puta madre. Aunque, actualmente, solo con el módulo 4K (ojalá en breve se puede usar el módulo de una pulgada también)

En resumen, si quieres una cámara de acción que te permita sacar buenas fotos y vídeos puedes, si te apetece, escapar de las garras de GoPro y pasarte a la insta360 One R, cuya versatilidad, a día de hoy, sigue siendo imbatible. Te dejo a continuación varios sitios donde puedes comprarlo:


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.