Hummus casero un MUST en casa

El hummus es de esas cosas que parece que te encasillen. Recuerdo con cariño cuando, en el trabajo, un compañero me preguntó qué llevaba mi sándwich. Y empiezo a enumerar “Pues hummus,…” y ya me cortó con un “Ah, ¿eres vegetariano?”.

Pero vamos, que lo bueno que tienen las recetas vegetarianas es que puede tomarlas cualquiera y realmente el hummus se ha vuelto en algo imprescindible en mi día a día. Con él complemento ensaladas, le doy gracia a los sándwiches y me hago tostadas para desayunar o un aperitivo.

Es una preparación sencilla y el resultado final es un alimento polivalente, rico en proteínas vegetales y grasas saludables.

En cuanto a la receta en sí, nosotros para hacer un tupper de hummus usamos:

  • Un bote de garbanzos cocidos
  • Un chorro de aceite de sésamo (en su defecto podría usarse de oliva)
  • Una cucharada sopera de Tahina, que es una crema de sésamo
  • El zumo de medio limón
  • Una pizca de sal
  • Un par de dientes de ajo (podéis echar según vuestro gusto)
  • Pimentón de la vera al gusto

En cuanto a la preparación veréis que tampoco requiere grandes skills: empezamos por echar los garbanzos en un colador y los lavamos. Pelamos y cortamos los ajos. Echamos ambas cosas en un bol grande junto con el resto de ingredientes y le damos con la batidora hasta que tengamos una pasta uniforme. ¡Y listo!

Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.