Campers del mundo, ¡uníos!

Si te soy sincero, especialmente desde que empezó el tema COVID, casi que vivo en una burbuja donde no existe la tele. Y luego pasa lo que pasa, que soy el último en enterarme de cualquier cosa 😅

El caso es que ayer mismo vi en el grupo de Facebook de camperización que se compartía un enlace de Change.org para defender la pernocta libre. Total, ¡que al entrar en el enlace me quedé flipando con la que se supone que se nos viene encima!

El caso es que parece ser que la Federación Española de Empresarios de Camping pretende que la pernocta sea ilegal (fuera de sus establecimientos, claro está).

A ver, no es nuevo que la FEEC está en contra del mundillo camper, van life y todos estos rolletes “pies negros” y medio hippies. Y es comprensible, ya que ellos viven de alquilar parcelitas. Si tú te las apañas con Park4night y pernoctas en tu furgonetilla, ¡ellos no ven un duro 💢!

Pero llegar al extremo de proponer una ley que prohiba la pernocta específicamente a los vehículos camper (furgonetas, caravanas y autocaravanas) en lugares públicos y obligue por tanto a pernoctar en lugares privados (campings) es para mear y no echar gota.

Empecemos por el principio, ¿qué es la pernocta?

Si bien es cierto que España no es un estado especialmente amigable con el tema de la acampada libre (como sí lo es, por ejemplo, Noruega, donde mientras dejes x distancia de una vivienda puedes acampar e incluso hacer fuego donde quieras), no pone problemas en que duermas en tu vehículo “en cualquier sitio” mientras no molestes.

Y esto tiene una explicación bastante lógica: y es que es perfectamente posible que no quieras o no te veas capaz de conducir de noche y prefieras parar en un merendero a dormir. O no tiene porqué siquiera ser de noche, si te sientes cansado, ¿qué ley va a obligarte a seguir conduciendo para que acabes provocando un accidente?

Lo que sí está mal visto, como he dicho antes, es el tema de la acampada. Llegando al extremo de que se considere acampar el hecho de abrir una ventana abatible de tu caravana (de ahí el auge de las ventanas correderas), desplegar el toldo (lo cual ya sí es algo más del palo), poner unos calzos para nivelar el furgón o sacarse una sillita para ver un atardecer.

En referencia a este último punto, es curioso cómo los domingueros de turno montan auténticos campamentos cuando van por ahí (mesas, sillas, altavoces, barbacoas, neveras y lo que haga falta, especialmente en verano en la playa) y no pasa nada. Pero si vas en furgoneta… Ay, amigo, así sí que no.

Donde quiero llegar es a que puedo entender que una asociación empresarial quiera defender sus beneficios. Al final los campings no son ONG, son negocios y por tanto se basan en hacer dinero. Entiendo además que España tiene una economía tremendamente basada en el turismo. Lo cual es perfectamente normal, porque tenemos un clima espléndido y unos lugares preciosos. Pero de ahí a que esta especie de oligarquía se crea con el derecho de quitar a los ciudadanos españoles (y, qué coño, a cualquiera que pase por aquí) su DERECHO de pernoctar donde les enganche la noche, es de traca.

Es por ello que te animo a que tú también firmes esta petición de Change.org ⬇️

A ver, como decía no sé quién, las peticiones de Change son como dispararle al sol con una pistola de agua. Al final los poderosos harán lo que les de la gana. Pero me gustaría que no nos limitáramos a 5000 firmas, que fuéramos mogollón más, todos los posible. Sí, no deja de ser una lista de internautas indignados, pero si la lista es lo bastante larga no van a tener más remedio que respetarla 👏

En fin, hasta aquí el post de hoy. En esta ocasión no estoy compartiendo nada especialmente nuevo pero sí creo que útil: la unión hace la fuerza así que “camperos del mundo, ¡uníos!”


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.