Trabajar con drones en España

Quiero empezar este post aclarando que en ningún momento me considero un auténtico especialista en el mundo de los drones. Simplemente me interesan (especialmente su apartado cinematográfico) y, por tanto, empecé en su momento a investigar, ver vídeos, leer artículos y aprender gracias a gurús y a otros entusiastas mediante foros, grupos de Facebook, etc.

Sea como sea (y como no podía ser de otro modo) poco a poco uno va aprendiendo toda una serie de detalles sobre este mundo: desde normativa hasta consejos de manejo, planos de filmación aérea con drones, etc. Y, como se suele decir,

“En el país de los ciegos, el tuerto es el rey”

Así que cuando tus colegas ven que dominas del tema o cuando hablas con quien sea y le comentas que trabajas con drones, es inevitable que terminen diciéndote algo así como “¡Qué guapo! Esa es la profesión del futuro“. Y esta frase es lo que quiero analizar en el post de hoy.

Empecemos por el principio: el manejo de drones no es la profesión del futuro, lo es ya del presente. La propia SEAT en Barcelona ya ha desarrollado un sistema de transporte entre la fábrica y el almacén mediante drones (mucho más rápido y económico que por carretera). Llevamos años escuchando que Amazon quiere repartir con drones y que recientemente ya han patentado su bicho. También hace tiempo que las tomas con drones han revolucionado el apartado cinematográfico, haciendo accesibles las tomas aéreas prácticamente para cualquiera (¿eres consciente de que para conseguir la toma que ahora te graba un dron antes hacia falta alquilar un helicóptero y una tripulación?).

Incluso es habitual usar drones para trabajos de agricultura (pesticidas), pesca, fotogrametría (alzamiento de planos), búsqueda y rescate, vigilancia y un etcétera solo limitado por nuestra imaginación 🤔

Y, como es de imaginar, todo esto irá a más. Por lo tanto, sí, podríamos decir que en el futuro vamos a ver muchísimos drones por ahí. Que nos van a ser tan familiares como lo son ahora las furgonetas de reparto. Tanto es así que con la nueva normativa europea de drones ya se contempla la posibilidad de usarlos para transporte de mercancías y de personas.

Ahora podría pasarte por la cabeza algo así como “¿Y qué hay que estudiar para trabajar como piloto de drones?“. Pues bajo la normativa española (que no será barrida del mapa por la europea hasta 2023) necesitas sacarte un título oficial de piloto de drones. Aunque estoy convencido de que habrá decenas de alternativas válidas, yo me lo he sacado con Aerocámaras y bien.

Con esta titulación podrías trabajar para una operadora de drones. Si, por el contrario, quisieras trabajar por tu cuenta, deberías establecerte a tu vez como operadora. No voy a entrar en grandes detalles. Simplemente debes saber que durante el año 2021 los operadores españoles van a tener que convalidarse como operadores europeos. ¿Principal diferencia? Ahora a nivel español una operadora es una persona jurídica (aunque ligada por ejemplo a una persona física) y a nivel europeo hablaremos de persona física (piloto = operador).

Después de esta (espero que interesante) introducción voy a lanzarme al fin al punto del que quería hablar: ¿es oro todo lo que reluce? 🤑

Unos párrafos más arriba he dicho algo así como que en el futuro veremos muchos más drones por ahí. Y lo he dicho con idea: veremos más drones pero… ¿más pilotos? 👨‍✈️

En el mundo en el que vivimos en que, por propia necesidad de progreso, la automatización de trabajos está a la orden del día y teniendo en cuenta que los drones ya son capaces de hacer muchas cosas por sí solos (waypoints, alzado de mapas, evitación de obstáculos, etc.), ¿hasta qué punto van a hacer falta tantos y tantos pilotos? Quizá al principio sí nos encontraremos con la relación 1 dron = 1 piloto pero a largo plazo la lógica indica que no será así.

Casi que parece que la figura del operador de drones va a quedar relegada a una persona detrás de un ordenador lanzando órdenes a la flota (de reparto, de fumigación, de topografía, etc) y esperando su regreso. Y, ya si eso, si algo sale mal, deberá tomar el mando (más o menos como los aviones hoy en día o los coches de manejo automático como los Tesla con su autopilot).

En el fondo no deja de ser el viejo debate de la automatización (AKA robotización) de trabajos. Y al final la conclusión siempre es la misma: ¿sabes qué no puede hacer una máquina? CREAR. Porque solo puede cumplir órdenes y seguir secuencias. Por lo tanto, quiero pensar que el trabajo audiovisual será el último bastión de pilotaje manual de drones. Aunque, si tenemos en cuenta que ya existen toda una serie de tomas pre-programadas conocidas como seguimientos dinámicos, orbitales, Quickshots y demás… ¡habrá que ver! 😱

En fin, no quería ser fatalista, simplemente cuestionar hasta qué punto es cierto eso de que los drones son una profesión de futuro y que va a crear tantos y tantos puestos de trabajo. ¿Tú qué opinas? Te animo a dejar en comentarios aquello que pienses y que compartas con tu comunidad este post, que pretende generar debate.


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

2 respuestas a «Trabajar con drones en España»

  1. Que va a haber más trabajo relacionado con este mundo es seguro, pero al final casi todo el pastel de lo van a comer tres o cuatro megaoperadoras con influencia en este ámbito. Puedes trabajar para ellas por cuatro perras o buscarte la vida por ti mismo haciendo trabajitos no muy ambiciosos, pero que pueden ayudar mucho a sanear tu economía.
    Así lo veo yo.
    Un abrazo

    1. Buenas, Toni! Pues me parece una visión acertada 👌 ojalá haya más facilidades para los “don nadies” como nosotros, al menos para poder hacer trabajillos sueltos como bien dices! Un saludo y hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.