¿Dron estabilizado o FPV?

Este es un artículo que creo que puede ser bastante interesante, al menos desde mi punto de vista. Desde hace mucho tiempo lo habitual es, cuando pensamos en drones, pensar en drones estabilizados (conocidos incluso como “drones tipo DJI“).

Hablamos de drones para usos casi cinematográficos. Drones con grandes ayudas electrónicas, que mantienen vuelo estacionario por sí solos, que se mantienen en posición gracias a triangulación GPS y que, generalmente, tienen cámaras de buena resolución y gimbal mecánico para estabilizar la imagen. Lo que podríamos denominar, como he dicho antes, drones cinematográficos (de mayores o menores prestaciones).

En el otro lado del cuadrilátero nos encontramos con lo que se conoce comunmente como drones FPV (“First Person View“). Ojo con este concepto, porque los drones cinematográficos también trabajan en FPV normalmente. Lo habitual es que a través de una pantalla integrada en el mando o incluso a través de una APP instalada en tu móvil veas “lo que ve el dron” y estaríamos hablando de modo pilotaje FPV también. Pero cuando nos refererimos a drones FPV estamos hablando de algo más salvaje 🤘

A diferencia de los drones cinematográficos, los drones FPV no disponen de ayudas electrónicas (bueno, hay algunos que permiten, por ejemplo, vuelo estacionario opcional). Se trata de pura máquina salvaje, sin satélites, sin botones de pánico (vuelta a casa) y que básicamente son como un helicóptero teledirigido: hará exactamente lo que le pidas. Es decir, si no mandas potencia a los rotores, caerá a plomo. Imagínate entonces lo difícil que es, por ejemplo, el mero hecho de mantenerlo a una altura fija (tienes que estar regulando contínuamente la potencia de los motores).

La gracia de estos bichos es precisamente que lo mejor es mantenerlos siempre en movimiento. Obviamente ni hablar de sensores anticolisión. Esto, sumado a que son rapidísimos, implica que casi siempre se terminan llevando unas leches importantes 😖. De hecho, parece ser bastante habitual que al principio te sea difícil incluso mantenerlo unos segundos sin estamparlo.

Te pongo a continuación un vídeo donde puedes ver la diferencia entre la grabación y el pilotaje de ambos tipos de dron:

Como puedes observar en el vídeo, los drones FPV son normalmente una estructura, que normalmente el piloto se monta a base de hacerse con las piezas y soldarlas él mismo, a la que incorpora una cámara de acción que retransmite en vivo, con baja latencia, las imágenes a un dispositivo de visualización (normalmente unas gafas FPV. Lo más normal y económico es que funcionen en analógico aunque por ejemplo DJI ya ha sacado transmisión digital a Full HD, aunque cuestan sus buenos pabols). Aquí un vídeo corto donde se ve claramente la diferencia en calidad de imagen de lo que se le retransmite al piloto en las gafas con un sistema analógico VS digital:

Entendámonos, por un lado la transmisión sirve para que el piloto vea qué ve el dron y pueda pilotar y reaccionar durante el vuelo. Paralelamente la cámara de acción graba todo el vuelo y dicho fichero se procesa después.

Una vez habiéndote presentado los dos tipos de dron que he puesto en liza (cine VS FPV) nos queda plantearnos qué tipo de dron es más interesante para depende qué proyecto o tipo de piloto. ¡Empecemos!

Drones estabilizados

Como habrás podido adivinar, los drones estabilizados, gracias a todas sus ayudas electrónicas, son ideales para pilotos que quieran empezar por el modo fácil” de vuelo. Es más, podríamos incluso decir que estamos hablando de una “cámara que vuela“. O, dicho de otro modo, los drones estabilizados son más para fotógrafos y videógrafos que para pilotos puros y duros. Yo mismo, sin ir más lejos, los prefiero. Y ojo, no he probado ningún dron FPV, pero me da la sensación de que la curva de aprendizaje tiene que ser tan larga que no sé yo si me compensaría… 🤯

En definitiva, para tomas cinematográficas, elegantes y clásicas (si bien puedes hacer tomas de riesgo con este tipo de drones) es el tipo de dron ideal. Sencillos de pilotar para que te puedas centrar en la composición y la captura de momentos.

Drones FPV

Estamos hablando del extremo opuesto. Si bien es cierto que cada vez se están abriendo más hueco en el mundo cinematográfico por dos motivos:

  • Las tomas clásicas son, eso, clásicas. No diré que no molen o que aburran. Una buena toma es una buena toma, pero a día de hoy es cada vez más difícil impresionar al espectador con travelings laterales y tomas cenitales, por ejemplo.
  • Estos drones son adrenalina pura. He llegado a ver tomas donde un dron FPV avanza sobre un río que se convierte en cascada y el dron se deja caer en picado siguiendo el curso del agua. Simplemente espectacular.

En resumen, los drones estabilizados son geniales para obtener tomas dramáticas (o “bellas“) pero te lo ponen difícil si quieres transmitir emociones. En el otro extremo, los drones FPV son la leche para transmitir emociones fuertes pero lo tienen más difícil para las tomas dramáticas.

En cuanto a rangos de precios, tenemos de todo, aunque en ambos casos hablamos de dejarse una cantidad de dinero importante (tanto como tú quieras, claro está). Así que ya te digo, el tema clave a la hora de enfocarse hacia uno u otro tipo de drones es hacerte la pregunta “¿para qué lo quiero?

Si tú lo que quieres es ponerte el corazón a mil y hacer virguerías, llevando al extremo tu comunión con el bicho y tus reflejos, ves a por el modo FPV. Aunque te aconsejo que te lo tomes con calma y que antes de lanzarte a volar aprendas cómo montar tu propio dron FPV y que te entrenes con un simulador (LiftOff, Velocidrone, Freerider). Lo bueno es que si te pillas ya tu mando para dron FPV puedes usarlo en algunos de estos simuladores, con lo que vas “cogiéndole el tacto” al que será tu futuro mando.

Si por el contrario lo que quieres no es complicarte y hacer virguerías, si no tener un compañero de viaje que te permita sacar fotos y vídeos chulos de los sitios que visitas y de las aventuras que corres, centrándote más en el apartado “artístico” por así decirlo, tu mejor opción es ir a por drones estabilizados. También dispones de simuladores con los que practicar si quieres (DJI Flight Simulator en versión trial, Drone SIM Pro).

En fin, espero que este artículo te haya sido interesante, ¡para eso los escribo! Si es así ya sabes, puedes apoyarme compartiéndolo con quien pueda interesarle con los botones que encontrarás aquí abajo. ¡Gracias de antemano! 🤗


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.