Iniciación a la vía ferrata

Si algo positivo nos ha traído el 2020 y su confinamiento y recorte en libertades, es que hemos empezado a valorar nuestro tiempo y nuestro espacio. Tanto es así que los montes se han llenado más que nunca de visitantes.

Y es que el senderismo es algo genial, que nos conecta de nuevo con la naturaleza de una forma relajada. Pero claro, siempre es fácil querer ir a más y aquí es donde entran las vías ferratas.

Podríamos definir las vías ferratas como un punto intermedio entre el senderismo y la escalada. Y la verdad es que no tienen nada que envidiar en cuanto a peligrosidad, requerimiento físico o tecnificación a la escalada, ya que hay ferratas realmente exigentes, tanto física como mentalmente.

Así que en este cursillo pretendo compartir con vosotros una serie de conceptos fundamentales para que podáis afrontar este reto de una forma segura, tanto en grupos grandes como pequeños.