Cámaras ligeras para nuestro dron FPV

Hoy quiero hablaros de un tema a mi parecer basante intersante y es que de un tiempo a esta parte, especialmente a raíz de la inminente entrada de la normativa europea de drones, cada vez cobra más peso el asunto de aligerar nuestro dron por debajo de los 250 gramos.

Si bien es cierto que la ventaja táctica del “vuelo urbano” se ha perdido (ya que no entrará dentro de la categoría abierta si no específica, lo que requerirá un nivel superior de formación) seguirá habiendo dos ventajas importantes: a nivel formativo, no hará falta más que familiarizarse con el manual de usuario y a nivel de seguro de responsabilidad civil, parece que no será obligatorio para drones de menos de 250 gramos.

Todo lo anterior, obviamente, afecta también a los drones FPV. Entonces nos encontramos con que añadir una pedazo de cámara tipo GoPro o Insta360 One R suma demasiado peso a nuestro bicho. Sea como sea, vamos a hablar hoy de cómo incorporar una cámara para sacar tomas flamantes a nuestro dron FPV sin añadir más peso del estrictamente necesario.

Un clásico, una vieja confiable, es la diminuta Insta360 Go, una camarita de apenas 20 gramos que puede incorporarse a nuestro dron para sacar unas tomas en FullHD decentes (aunque tampoco es que sea la ostia) sin comprometer demasiado el peso final del dron. Además, de un tiempo a esta parte, aunque de entrada no incorporaba esta función los chicos de Insta360 le añadieron el modo FPV, en que la camarita graba hasta 5 minutos de vídeo consecutivo (se calienta mucho si la dejas quieta, pero el propio volar A TODA OSTIA la va refrescando). Fíjate cómo es el asunto que incluso los chicos de DeDrones la montaron en un tinywhoop:

Aunque el resultado a nivel de vuelo es un poco penoso, no es culpa de la cámara si no del propio dronete, al que le falta fuerza. No podemos olvidar que un tiny pesa aproximadamente unos 40 gramos, así que añadirle 20 gramos es aumentar su peso a un 150% del total (como si en tu coche utilitario de 1000kg le metieras 500kg más, digamos 5 tíos de 100kg cada uno).

Pero coñitas aparte, digamos que sí, que la insta360 Go es una gran opción para añadir poquísimo peso a tu dron FPV y una cámara que grabe bastante bien. De hecho, sin ir más lejos, es mi apuesta para añadir al Tyro79S, ya que el dron + batería 4s suma unos 206 gramos. Si le añado la insta360 Go llegaríamos a 226 gramos, con lo que seguiría por debajo de los 250 🥳 Enlaces de compra de la insta360 go:

Pero claro, si algo hay que echarle en cara a una insta360 Go es que, comparada con una GoPro, la calidad de imagen que aporta no es todo lo flamante que uno podría desear. Pero claro, una GoPro ya te está pesando alrededor de 200 gramacos. Así que aquí es cuando los techies a los que les gusta trastear con temas electrónicos empezaron a desarmar GoPros hasta quedarse con lo imprescindible, creando el concepto de “GoPro Naked”, logrando así que lo mínimo de lo mínimo se quede en unos 30 grametes aproximadamente. El maestro Rafa Ocón explica en este vídeo cómo desnudar nuestra GoPro:

Pero claro, seamos sinceros, esto es un COÑAZO. Y no solo eso, si no que tienes muchas posibilidades de cagarla (sin ir más lejos Ocón cortocircuitó la primera cámara que trasteó), además de perder garantías y todas estas historias. Así que, ¿cuál era el siguiente paso natural? Pues que alguna empresa ofreciera un producto terminado, una cámara de acción que aporte gran calidad de imagen (mejor que una insta360 Go) a un bajísimo peso: es decir, una cámara de acción desnuda ya lista para su instalación.

Como habréis podido imaginar, ha sido la compañia insta360 quien ha dado el paso. Y es que quiere comerle el terreno FPV a GoPro: primero con la incorporación del modo FPV a la insta360 Go, luego aliándose con BetaFPV para usar la insta360 One R modo 360 como ya comentamos en este post, y ahora, de nuevo de la mano de BetaFPV, trayéndonos la SMO 4K, una insta360 One R desnuda y lista para su instalación en nuestro dron FPV

Y, sinceramente, chicos, creo que esto es lo que el mundillo FPV venía necesitando. Yo no sé vosotros, pero creo que la insta360 Go se nos quedará pequeña en el momento en que queramos unas tomas de calidad verdaderamente profesional (y no me refiero al 4K, ya sabéis que normalmente apuesto por el FullHD porque es más que suficiente para las redes sociales, si no que me refiero especialmente al tema tratamiento de luz y color) y que andar comprando GoPros de segunda mano para romperlas me parece una pérdida de tiempo y dinero. Si esta gente ya te da una cámara de acción de gran calidad de imagen, ligera, protegida y lista para conectar a nuestro dron… ¿qué más podemos querer?

NOTA: puedes echarle un ojo al manual para ampliar información.


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.