La esclavitud de los algoritmos

Hoy vuelvo a la carga con uno de estos conceptos de creación de contenidos porque creo que pueden ser de bastante valor para los que tenéis cierto interés en meteros en este mundillo, los que ya estáis metidos o simplemente si sois personas curiosas que quieren COMPRENDER cómo es el mundo de los vídeos, fotos o artículos desde dentro.

Quien más quien menos, la mayoría de los que leáis este post ya llevaréis un tiempo siguiéndolo. Más que nada porque este contenido no creo que sea de los que se alcanzan desde una palabra clave de búsqueda en Google. Así que ya sabéis un poquillo sobre mí: soy Dani y muchos me conocéis por mi interés en el mundillo de los drones y, probablemente, me habréis conocido inicialmente a través del canal de Youtube Drones by Vekigo. Otros, quizá, me hayáis conocido por mis aventurillas de montaña, urbex y exploración en general mediante mi cuenta personal de Instagram.

Sea como sea, si estáis suscritos a la newsletter de mi web, la cual os manda un email cada domingo (si no falla como una escopeta de feria) con el conjunto de contenidos creados durante la semana (o, en su defecto, desde la última vez que se envió) veis que ya llevo un tiempo creando contenidos multiplataforma.

Es decir, creo contenidos en texto en mi propio blog como este (cada martes), subo vídeos a mis canales de Youtube (cada domingo al canal de drones y CUANDO SURGE en mi canal personal), contenidos exclusivos para Patreon cada jueves (salvo causa mayor) y luego, procuro hacer tres streamings droneros a la semana en Twitch (lunes, miércoles y domingos por la noche). A esto hay que añadirle, eventualmente, algún podcast colaborativo, participativo y en directo en Stereo (podéis oirlos en diferido en cualquier plataforma).

Así que sí, creo que durante los dos años que llevo metiendo la patita en esto (aunque no llega al año en que me metí en serio) he aprendido unas cuentas cositas y es las que quiero compartir GRATUITAMENTE con quien quiera que llegue hasta este post (así que compártelo con los colegas, no me seas rancio).

Y donde quiero llegar es que básicamente me planteo las plataformas (AKA redes sociales en la mayoría de casos) de dos formas distintas: o para subir contenido o para distribuirlo. Y es que basta con que hayas metido la patita en la creación de contenido para darte cuenta de que los algoritmos de las plataformas, generalmente, van a ocultar tu contenido al público. Da igual que se trate de una publicación en Facebook, Instagram o Youtube: casi seguro te verás eclipsado por un tsunami de contenido más relevante que el tuyo (o así lo considera dicho algoritmo). Tanto es así, que en cuanto empecé a recibir comentarios en Youtube del tipo “Youtube no me avisa cuando subes vídeo” decidí crear un canal (que no grupo) de Telegram para que, quien quiera, pueda ser notificado.

Y ojo, porque para ello ya estaba usando Facebook e Instagram pero ambos ocultaban mis publicaciones e historias y, además, en Instagram se da el caso de que el usuario no tiene predisposición a abandonar la plataforma, ya que su emocionalidad le empuja a PONERSE AL DÍA como si fuera una faena. Así que se me ocurrió el canal de Telegram como solución. Tanto es así que creé un vídeo chorras hablando del canal y de un servidor de Discord creado para hacer piña:

Y eso que, como buen representante de mi generación (milenials ya creciditos y con alguna cana) me caso con todo y me cuesta entrar a probar. Es decir, al principio me daba un palo terrible probar Telegram pero el hecho de que no haya algoritmos de por medio me terminó de conquistar. Hablo un poquillo de nuestra obsesión con el compromiso en este clip de Twitch también:

En resumen, que es habitual querer estar en todas las plataformas, pero realmente debemos saber qué aportar y extraer en cada una de las redes sociales. Ni vale el estar por estar ni estar para mover gente. En fin, no me extenderé mucho más ya que hablé largo y tendido sobre ello en este post de Patreon.

En resumen, que a la hora de la verdad, está muy bien usar Youtube para subir tus vídeos en lugar de tu propia web (puedes alcanzar visibilidad más facilmente y el hosting lo ponen ellos xD) pero a la hora de la verdad, necesitas que la gente esté en un canal que TÚ DOMINES. De lo contrario, el rendimiento de tu proyecto quedará en manos de dichas plataformas 🤷‍♂️


Por último, podéis suscribiros al newsletter si os ha gustado este post y queréis ser avisados en el correo cuando publique uno nuevo ¡Saludos!

¿Te apuntas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.